Regulador de presión para electroválvulas

Regulador de presión para electroválvula

Ahorra agua con reguladores de presión para electroválvulas

Efectos de la presión en los aspersores y difusores

Todo emisor de riego (aspersores, difusores, gotero, etc.) tiene un funcionamiento correcto  y tal como se espera siempre que se cumplan los requisitos con respecto a cómo le llega el agua.

Para funcionar, un aspersor necesita que dos variables del agua lleguen en unos rangos determinados:

  • Caudal. Es la cantidad de agua por unidad de tiempo que le llega. Aunque lo puedes ver en muchas unidades, para el riego se suele utilizar los litros por minuto (l/min). Es posible que lo veas expresado en metros cúbicos por hora (m3/h) o en litros por segundo (l/s) 
  • Presión. Es la energía que tiene el agua para vencer los desniveles y hacer funcionar los emisores de riego. Lo habitual es que venga en bares de presión (bar) o en atmósferas de presión (atm). Rara vez lo verás como metros de columna de agua (m.c.a.). En el sistema anglosajón puede que veas libras por pulgada cuadrada (psi)

Equivalencias de unidades de presión

1 atm = 1,013 bar = 10 m.c.a.

Cada aspersor y difusor de riego tiene unas tablas (proporcionadas por el fabricante) en las que se puede consultar para una presión determinada y un alcance deseado el caudal que será necesario.

Así pues, en sistemas de riego que tienen su suministro de la red de agua municipal, la presión de entrada viene determinada por ésta. Con esa presión ya dada, teniendo en cuenta las pérdidas de carga (de presión) que ocurren en las válvulas y tubería, y los alcances que quieres conseguir en los emisores, puedes determinar el caudal total necesario.

Si la red no es capaz de dar toda ese caudal de una vez (lo habitual) tendrás que regar por zonas, sectores, estaciones o como prefieras llamarlo. Necesitarás varias electroválvulas para que haya agua para todo, regando por fases.

Planificación de un sistema de riego

Por qué unos aspersores echan más agua que otros

Si la presión de entrada en la instalación, ¿por qué algunos aspersores (o difusores) echan menos agua si se han regulado igual y tienen la misma boquilla?

Lo que ocurre es que la presión de entrada a la instalación no es la misma que en cada uno de los emisores de riego. Hay una pérdida de presión desde el inicio hasta cada aspersor. Es más, esa pérdida es distinta dependiendo de la posición del emisor con respecto a la electroválvula.

Por tanto, cada aspersor o difusor tendrá una presión distinta de funcionamiento. Si las diferencias son pequeñas, no será apreciable en la pluviometría del emisor de riego. Si hay mucha diferencia, entonces puedes tener un grave problema de uniformidad de riego y gastarás mucha más agua de la necesaria para compensar las diferencias.

No es habitual que haya grandes diferencias entre los emisores de riego en jardinería, porque los sectores de riego suelen ser pequeños y se (deberían de) diseñan con cuidado para evitarlo.

Aunque hay más razones para las pérdidas de carga (de presión) en un sistema de riego, las más relevantes se producen por el rozamiento del agua con otros elementos (o consigo misma).​

A continuación puedes ver lo que deberías evitar en una instalación de riego para no perder la presión antes de llegar al aspersor o difusor.

  • Tuberías demasiado pequeñas. Utilizar una tubería de diámetro inferior al necesario produce fuertes pérdidas de presión por el rozamiento con las paredes de la tubería y por pérdidas de energía dentro del propio flujo del agua (las moléculas chocan más unas con otras). La velocidad del agua recomendada en riego es de 1,5 m/s
  • Electroválvulas pequeñas para el caudal necesario. Las electroválvulas son elementos que tienen pasos estrechos y con cambios de dirección del agua. Tienen por tanto una fuerte pérdida de carga que se acentúa si está infradimensionada.
  • Sectores de riego absurdamente grandes. El agua va perdiendo presión al rozar con las paredes interiores de la tubería. Esto, unido a los cambios de dirección puede llevar a una pérdida de carga apreciable a lo largo del sector. Esto es típico en las tuberías de goteo que además se quedan también sin caudal suficiente.
  • Desniveles grandes. La presión se utiliza para vencer el desnivel. Los aspersores de la zona superior siempre tendrán menos presión. Sectoriza teniendo esto en cuenta por curvas de nivel si el desnivel es grande. 
Pérdidas de carga producidas en electroválvulas

Pérdidas de carga producidas en electroválvulas

Cómo evitar los efectos perniciosos de la sobrepresión en aspersores

Hasta ahora se ha hablado de las pérdidas de carga y cómo pueden afectar a la uniformidad del riego. Pero más allá de conseguir que la presión esté por encima del mínimo requerido por los emisores de riego, lo que realmente es deseable es llegar a la presión óptima de funcionamiento, en la que tengamos el alcance que se busca para los aspersores.

Y, por supuesto, evitar que la presión en los emisores (aspersores, difusores o goteo) sea superior a la necesaria o incluso a la recomendada como máxima.

Cuando un aspersor o un difusor tienen una presión de agua demasiado alta, el reparto del agua empieza a ser muy deficiente. El agua se pulveriza en exceso con una importante pérdida por el viento y la evaporación. La proyección de agua deja zonas casi sin riego y otras las inunda. E incluso se llega a la rotura de los emisores de riego.

Exceso de presión en un aspersor

Exceso de presión. El agua se pulveriza y se pierde por efecto del viento

Aunque se puede colocar un regulador de presión antes de la electroválvula, también es posible colocar reductores de presión en la propia electroválvula. Esto permite tarar la presión de salida en la electroválvula a la presión correcta (un poco más para compensar las pérdidas de carga) de funcionamiento de los emisores.

Regulador de presión para electroválvula RGPE Rain.

El mejor regulador de presión para electroválvulas es el desarrollado por la marca Rain válido para toda su gama de electroválvulas. Hemos realizado pruebas de funcionamiento y tiene mejor comportamiento que el PRS Dial de Rain Bird y tiene un precio mucho menor.

Además, el regulador de Rain es válido para electroválvulas Rain Bird y Hunter utilizando el adaptador del solenoide y el solenoide Rain. Es válido incluso para las electroválvulas 100 DV en las que no puedes colocar el PRS-Dial.

Regulador de presión Rain

Simplemente debes intercalar el regulador de presión entre el cuerpo de la membrana y el solenoide; algo sencillo incluso si la electroválvula está instalada ya que es una rosca.

La regulación es muy simple. Girando el mando regulador con el riego en marcha puedes tarar la presión de salida de la electroválvula con una vista directa del manómetro incorporado. Recuerda que debes dejar la presión un poco por encima de la de trabajo de los emisores para compensar las pérdidas de carga de la instalación.

Efectos de la sobre-presión en los difusores

No obstante, durante la regulación está en marcha el riego y puedes ver los efectos que tiene una presión u otra directamente en los emisores.

PRS Dial. El regulador de presión para electroválvulas Rain Bird

El regulador de presión para electroválvulas más conocido es el PRS Dial de Rain Bird. Apto para electroválvulas PGA, permite una regulación muy sencilla de la presión en la propia electroválvula.

La colocación es intercalada entre el solenoide y el cuerpo de la electroválvula. El tarado es bastante visual pero no tiene un manómetro sino que utiliza una escala lineal y es menos intuitivo que el regulador RGPE de Rain.

En el siguiente vídeo puedes ver la instalación y regulación del PRS-Dial.

Rain Bird 5000 Plus PRS. Aspersores que compensan las diferencias de presión

Aunque puedes colocar el regulador de presión en la electroválvula y mejorar así la uniformidad, esto no mejorará la descompensación en los aspersores si tienes problemas con los puntos que se han expuesto anteriormente.

Si quieres evitar que cada aspersor vaya "a su aire", puedes utilizar estos aspersores de Rain Bird con un regulador de presión interno que consiguen adaptar la presión de entrada para que sea siempre la misma en cada aspersor.

En el siguiente vídeo se explica de forma muy visual. Lamentablemente, Rain Bird sólo ofrece el vídeo en Inglés, pero es fácil de entender:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *